DIÁLOGO SUDAMERICA-CHINA POR SOJA RESPONSABLE

18 diciembre 2017

Una delegación inter regional compuesta por compradores de China y productores de Sudamérica visitó los principales puntos de la cadena de soja argentina y participó de un seminario donde se intercambiaron experiencias y desafíos en temas de sostenibilidad en la cadena de la soja.

Solidaridad Sudamérica y Solidaridad China han venido trabajando en la promoción de prácticas responsables, sea a nivel de la oferta como de la demanda, por más de cuatro años.

A partir del programa "Soy Fast Track Fund", en alianza con IDH y de programas de apoyo al productor financiados por el Gobierno de los Países Bajos, numerosos productores clave de la industria en Brasil, Argentina, Paraguay y Bolivia, pilotearon distintos modelos de producción responsable adaptados a distintos perfiles de producción y contextos ambientales.

A su vez, en China se desarrolló la Plataforma de Comercio Sostenible de Soja que reune a miembros estratégicos del mercado importador chino de soja que han empezado a declarar la necesidad de integrar la sostenibilidad en sus modelos de negocio.

En ambos casos el objetivo es  el mismo: desarrollar cadenas de valor que conserven el suelo, ayuden a mitigar los efectos del cambio climático y promuevan un desarrollo local sostenible, para ser capaces de responder a la creciente demanda de soja para alimentación animal y humana a largo plazo. 

Dentro de este contexto, la visita fue una oportunidad de reunir a aliados de ambas regiones en una experiencia de aprendizaje mutuo que permitiera analizar los desafíos del sector en profundidad y ayudara a pensar soluciones desde una perspectiva conjunta, no ya desde uno u otro extremo de la cadena.

Miembros de la delegación de Bolivia y Solidaridad Argentina en la Cámara de Comercio de Rosario, de izquierda a derecha: Cristian Portillo (Solidaridad), Carlos Pinto (FAM), Ma. Lourdes Espinoza (Solidaridad), Marcelo Ruíz (ABT), ..., y René Alvarez (Cámara Agropecuaria de Occidente), Miguel Castro (Avina).

Por parte de los socios sudamericanos, "el objetivo era conocer a la delegación China, y escuchar de ellos cómo China está encarando el tema de la sostenibilidad, cuáles son sus proyecciones a futuro, qué esfuerzos está realizando el gobierno Chino para cumplir con lo pactado en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, que hoy es el foco central en el mundo relacionado al medio ambiente", explicó Anicleto Maron de Unicoop, Paraguay.

PROMOVIENDO LA COOPERACIÓN CHINA-ARGENTINA

La primera parte de la visita tuvo lugar en Buenos Aires donde la delegación china mantuvo reuniones en el Ministerio de Agro Industria y en la Cámara de la Industria del Aceite de la República Argentina (CIARA) para conocer mejor el marco político y legal en que se desarrolla la actividad en la Argentina, haciendo especial hincapié en los aspectos que regulan la protección medio ambientaly el uso de la tierra y los desafíos que presenta su implementación en campo. 

El siguiente día se visitó junto con la delegación de Bolivia y Paraguay la ciudad de Rosario, principal puerto de exportación de soja de Argentina y Sudamérica. Aquí se visitaron las intalaciones de la Cámara de Comercio, el puerto y la planta de procesamiento de la empresa Dreyfuss para tener un mayor entendimiento de la importancia económica del sector en el país y su conexión con el comercio regional e internacional.  

EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE INTER REGIONAL

La última parte de la visita incluyó un seminario donde los participantes de la delegación, junto a representante invitados de organizaciones clave del sector en Argentina y Brasil (miembros del sector público, privado y de la sociedad civil), tuvieron un espacio de diálogo para intercambiar experiencias y oportunidades de colaboración, así como establecer vínculos comerciales entre actores del lado de la oferta y la demanda comprometidos en distintas inicitivas de soja responable.

“Observando esta reunión a la que tantas compañías han asistido, nuestro objetivo común es discutir el comercio de soja desde una perspectiva de protección ambiental y desarrollo sostenible. Hay aquí presentes diferentes comercializadoras y actores relevantes de la industria en Sudamérica; todos podemos discutir estos temas y llevar a la comunidad global un mensaje claro de que tanto desde el suministro como desde el consumo de soja necesitamos trabajar junto a los productores para promover la conservación del ambiente y resolver juntos los desafíos de la producción de soja ligados a la deforestación. Este seminario hoy y la Plataforma de Comercio de Soja Sostenible son dos buenas oportunidades para llevar a cabo estos debates y desarrollar consensos en estos temas", declaró el Dr Tan Lin, Presidente Ejecutivo de Hopefull Grains & Oils Group

La primer parte del seminario discurrió en presentaciones sobre el sector de la soja en Argentina, Brasil, Paraguay y China seguido por un panel donde se debatieron factores de contexto que afectan y regulan el sector. Por la tarde, se hizo foco en los planes y necesidades para el crecimiento del sector ligado a sus principales desafíos ambientales, en particular la deforestación. "Sin duda debemos trabajar para que esta oportunidad económica para nuestros países se transforme también en una gran oportunidad para poner en valor los ecosistemas frágiles donde dicha actividad se desarrolla, potenciando las acciones concretas de planificación territorial, de conservación efectivas de áreas de alto valor ambiental e inclusión social, particularmente en las regiones empobrecidas donde este cultivo está avanzando en la actualidad", agregó Alejandro Brown de la organización socia, Proyungas. "En ese sentido hay que profundizar el trabajo con los productores de soja, principalmente en provincias como Salta, Chaco, Formosa y Santiago del Estero, sumando a las autoridades gubernamentales en un trabajo articulado público/privado para alcanzar ese objetivo", agregó Gustavo Paul, consultor de Solidaridad.

El seminario cerró con una puesta en común para proponer ideas de colaboración inter regional donde destacaron el intercambio de información sobre uso de la tierra, marcos regulatorios ligados a la sostenibilidad, oportunidades de captación de fondos para el pago por servicios ambientales, la promoción de la asistencia técnica en buenas prácticas agrícolas y la búsqueda de indicadores comunes de sostenibilidad para monitorear el progreso de todos los países presentes.

 


"Todos los países de Sudamérica cuentan con trabajos ejemplares que se necesitan divulgar para que todos conozcan sus y así hacer que más personas se puedan adherir a la concienciación de crear una agricultura con potencial responsable. A partir de estas experiencia se observa que ya se está en condiciones de abastecer a china con granos sustentables con cantidad satisfactoria y con mucho potencial para abastecer también parte de Europa. - anacleto