PRIMER INGENIO CERTIFICADO BONSUCRO EN ARGENTINA

22 febrero 2017

Grupo Arcor, en colaboración con Solidaridad, ha alcanzado la certificación Bonsucro para su ingenio azucarero, La Providencia, localizado en la provincia de Tucumán en Argentina. Es el primer Ingenio fuera de Brasil en alcanzar esta certificación en Sudamérica.

ABASTECIMIENTO SUSTENTABLE

Grupo Arcor se especializa en la elaboración de alimentos, golosinas, galletas, chocolates y helados. Es el mayor productor de caramelos duros del mundo y posee plantas industriales en Argentina, Brasil, Chile, México y Perú.

La certificación Bonsucro se enmarca dentro del Programa Agro Sustentable, que la empresa impulsa desde 2012, para implementar estándares de compra y producción agrícola que garanticen la sustentabilidad a largo plazo de las principales materias primas que produce y adquiere. La preparación para la certificación contempló diversas etapas y actividades, entre las que se destacaron relevamientos, capacitaciones y asesoramiento a pequeños productores, la conformación de una Mesa de Caña de Azúcar Sostenible y las certificaciones previas del Ingenio, como la ISO 14001 y Global GAP.

PROMOVIENDO LA SOSTENIBILIDAD EN LA INDUSTRIA AZUCARERA DE LA REGIÓN

Solidaridad se alía con Arcor en 2014 en el marco de su proyecto "Desarrollo Sostenible de la cadena de la caña de azúcar en Bolivia y Argentina", donde ya había apoyado la certificación "Triple S" del Ingenio Guabirá en Bolivia.

Para La Providencia, el acompañamiento se centró en mejorar las prácticas y técnicas de producción de caña en campos propios a partir de los principios y criterios de Bonsucro. Como resultado de esta labor, se capacitaron a 300 trabajadores en mejores prácticas laborales, lo que se traduce en 6.000 hectáreas de fincas propias bajo manejo sostenible. Estas producen 250.000 toneladas de caña que, a su vez, se procesan para elaborar 24.000 toneladas de azúcar utilizadas para elaborar golosinas consumidas en más de 120 países.

“La certificación de campos propios es el primer paso dentro de un esquema de mejora continua que permite integrar progresivamente a todos los proveedores de caña del Ingenio. Esto extendería el alcance de la asistencia técnica y el fortalecimiento de capacidades a medianos y pequeños productores para mejorar su productividad y condiciones de trabajo”, explica Ma. Lourdes Espinoza, Oficial de Programas de Solidaridad en Argentina. “Es una solución que lleva el trabajo en la cadena de suministro a un nivel mayor de compromiso: el de la promoción del desarrollo local en las áreas de abastecimiento de la empresa”.

EL ESTÁNDAR BONSUCRO

Para el caso del azúcar, el estándar Bonsucro verifica a través de 49 indicadores si los ingenios y sus proveedores producen caña de azúcar y sus derivados de forma sostenible. Aborda desafíos específicos del sector tales como: la mejora de las condiciones de trabajo; la planificación del uso de la tierra para evitar la transformación de suelos con gran biodiversidad para la producción; el uso responsable de los insumos agrícolas; la integración con las comunidades locales; la huella de agua; la tenencia de la tierra y el cumplimiento de leyes nacionales o acuerdos internacionales, entre otras.

Solidaridad es co-fundador de esta iniciativa y apoya el sector desde 2009, cuando se crea la primera cadena de etanol certificado de Brasil a Europa. Asimismo, en Brasil, lidera actualmente el proyecto ELO, que busca preparar a la totalidad de los proveedores de Raízen (la mayor productora de etanol del mundo) para certificar Bonsucro empleando el sistema de mejora continua "Horizonte Rural".