Oro

La producción de oro a nivel mundial ha tenido un crecimiento vertiginoso en los últimos 20 años el cual ha estado ligado al dinamismo de economías emergentes como la China y la India, así como al desarrollo en tecnologías de información.

Por qué MOTOR DE DESARROLLO

Se calcula que más de 100 millones de personas dependen indirectamente de la minería a pequeña escala y provienen especialmente de países en vías de desarrollo. A través de la difusión de buenas prácticas en minería y la promoción de un oro responsable, el sector puede acceder a oportunidades para dinamizar sus economías, minimizando el impacto en el medio ambiente y promoviendo el desarrollo local.

    Desafíos Buenas Prácticas Mineras

    • Social

      FIN DEL CICLO DE LA POBREZA

      Aunque muchos pequeños mineros ganan lo suficiente para vivir, muchos más mineros están en riesgo de quedar atrapados en un ciclo de la pobreza. Principalmente por el hecho que muchos mineros permanecen en el sector informal y no reciben un precio justo por el oro que producen, por lo que se enfrentan a un mayor riesgo de explotación.

      Así también en la mayoría de los casos las condiciones de trabajo son muy precarias al carecer de los mínimos requerimientos en seguridad y salud ocupacional.

      Muchos no tienen acceso a una educación adecuada y servicios de salud. La desigualdad de género y el trabajo infantil son problemáticas constantes. El apoyo del gobierno es mínimo, y el proceso de formalización es complicado, lo que hace que muchos mineros no puedan formalizarse.

      Los que están en las comunidades mineras enfrentan impactos negativos debido a condiciones peligrosas, la presencia de enfermedades como el VIH y la malaria.

      Juntos podemos escalar hacia un cambio sustancial a través de una producción de oro responsable con consecuencias positivas para la economía de estas comunidades y que se realice con respeto y cuidado al medio ambiente.

    • Medio Ambiente

      DAÑO AMBIENTAL DURADERO

      Hoy en día, muchas de las operaciones mineras no cumplen con las normas aceptadas internacionalmente. Cuando la minería y la extracción no se gestionan adecuadamente, pueden dañar el medio ambiente con efectos irreversibles.

      Prácticas mineras que no son responsables -con las personas, el planeta y las cadenas de suministro- crean consecuencias negativas para el abastecimiento de agua y su disponibilidad en algunas comunidades. Puede que el agua sea desviada de las comunidades a las minas y que los tóxicos generados, a raíz de la acción de la erosión, contaminen las aguas subterráneas y navegables.

      La minería consume hasta un 10% de la energía mundial y contribuye a la deforestación de áreas protegidas en ecosistemas como los bosques tropicales. Paisajes locales pueden tener pérdidas devastadoras para la biodiversidad cuando los bosques y plantas son arrasados para hacer espacio para las minas. Metales de drenaje de minas y de escorrentía pueden dañar los ecosistemas y el potencial agrícola para las generaciones venideras. La minería contribuye también al cambio climático.

      Necesitamos que todos los miembros de la cadena de suministro de oro trabajen de manera responsable. Juntos podemos contribuir hacia una minería que aporte al desarrollo y respete el medio ambiente.

    Proyectos Nuestra solución

    Trayectoria Programa

    • Se presenta la Plataforma Integral de Minería a Pequeña Escala (PIM) y la publicación “Formalización Minera de Pequeña Escala en Latinoamérica”, para promover una minería responsable y formal en la región a través del acceso de información y plataformas colaborativas para la generación de políticas públicas acordes al sector.

    • Solidaridad fortalece el liderazgo y la capacidad de defensa de más de 200 mujeres de la Red Nacional de Mujeres Mineras de Bolivia y presenta 36 recomendaciones de políticas para mejorar las leyes sobre la minería cooperativa y en pequeña escala responsable. 

    • Solidaridad presenta el primer análisis de género del sector minero boliviano, Mujeres mineras en Bolivia, y organiza el Simposio del Oro para visibilizar la contribución del sector de la minería cooperativista de pequeña escala a la economía nacional boliviana.

    • Solidaridad publica el primer análisis de género del sector minero peruano, Pallaqueras. La publicación es la primera de su tipo en brindar información estadística y social sobre a las condiciones de trabajo y de vida de las mujeres pallaqueras, mujeres mineras que trabajan en la Minería Artesanal y de Pequeña Escala (MAPE) del Perú.  

    • Minera Yanaquihua (AURELSA) se convierte en la primera empresa productora de Oro de pequeña escala en certificarse como RJC. En 2015 MACDESA se certifica bajo el sello Fairtrade Gold, AURELSA se re-certifica Fairmined y en 2018 es el turno de Minera San Luis. 

    • En la Puna argentina se trabaja contra el desarraigo de jóvenes obligados a migrar a las ciudades en busca de oportunidades laborales. Se capacita a 310 pequeños mineros artesanales en mejores prácticas para la producción de oro aluvional según los estándares de FairTrade y FairMined, se apoya la adopción de tecnologías más eficientes y la conformación de 3 asociaciones.

    • Solidaridad lanza los estándares FairTrade y FairMined en los Países Bajos conectando a diez joyeros y sus proveedores con minas en Sudamérica. La cobertura del lanzamiento alcanza una audiencia de 8 millones, lo que la convierte en uno de los eventos más exitosos de Solidaridad.

    • La asociación minera Cotapata, en Bolivia, produce el primer kilo de oro certificado FairMined que se introduce en el mercado en el Reino Unido. Solidaridad se alía al mayor licenciatario, Stephen Webster, para crear conciencia sobre la necesidad de que los compradores obtengan oro certificado. 

    • Se lanza el programa de oro de Solidaridad con el objetivo que pequeños productores de Sudamérica se integren a la red de “comercio sostenible” a través de estándares de certificación (Fairtrade, Fairmined o Responsible Jewellery Council), que los lleve a operar con ética, respetando los derechos laborales y con responsabilidad social y ambiental.